Declaración de la Renta

El 7 de abril empieza la campaña de la Renta del año 2020, que finalizará el 30 de junio de 2021.

Este es un año diferente, dado que trae consigo cambios y nuevas modificaciones que debemos tener en cuenta a la hora de realizarla. El Ingreso Mínimo Vital y los ERTES son dos supuestos importantes a tener en cuenta a la hora de preparar y presentar la declaración de la renta.

No tienen obligación de declarar los contribuyentes que hayan obtenido en el ejercicio 2020 rentas procedentes exclusivamente, en tributación individual o conjunta, de rendimientos íntegros del trabajo con el límite general de 22.000 euros anuales cuando procedan de un solo pagador.

Este límite también se aplica cuando se trata de contribuyentes que perciban rendimientos procedentes de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, no superen los 1.500 euros anuales.

Es decir, como norma general, una persona no está obligada a presentar la renta si ha cobrado menos de 22.000 euros en 2020 de un solo pagador y no ha percibido ningún otro tipo de rendimiento. Sin embargo, esta cifra se reduce hasta los 14.000 euros cuando hay más de un pagador y se ha cobrado más de 1.500 euros del segundo y siguientes pagadores.


Vamos a una de las preguntas clave ¿tengo que hacer la declaración si he estado en ERTE?


Si en 2020 solo ha percibido ingresos procedentes de prestaciones por ERTE no existirá obligación de declarar si la cantidad percibida no supera los 22.000 euros.

Sin embargo, si se cuenta con dos pagadores en el año 2020 —el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) sí que cuenta como pagador—, se tendrá que hacer la declaración de la renta siempre y cuando lo percibido en el año supere los 14.000 euros y el segundo pagador y en adelante hayan ingresado más de 1.500 euros.

Es decir, si el importe percibido del segundo y restantes pagadores no supera los 1.500 euros, no existirá obligación de declarar por IRPF si la suma total de rendimientos del trabajo no supera los 22.000 euros.

Por el contrario, si el importe percibido del segundo y restantes pagadores supera los 1.500 euros, no existirá obligación de declarar por IRPF si la suma total de rendimientos del trabajo percibidos en el ejercicio no supera los 14.000 euros.

Segunda cuestión clave, ¿Y si he cobrado el Ingreso Mínimo Vital?

El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha informado que los perceptores del Ingreso Mínimo Vital tienen la obligación de presentar la declaración de la renta de 2020. “Para seguir percibiendo el Ingreso Mínimo Vital es imprescindible hacerlo”, han señalado.


¿Cómo se puede pagar si me toca hacerlo?

Para las declaraciones que salgan a pagar habitualmente el pago se puede fraccionar en dos veces: el 60% al presentar la autoliquidación y el 40 % restante en noviembre. Este año, sin embargo, la Agencia Tributaria añade novedades. Así, permitirá fraccionar en seis veces, entre julio y diciembre, el pago de la liquidación del IRPF a los aquellos contribuyentes que estuvieron en un ERTE en 2020 y la declaración les salga positiva. Además, recomienda a los trabajadores afectados por un ERTE que hayan recibido cobros indebidos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que esperen a su reclamación antes de presentar la declaración de la renta.


¿Qué ocurre con las criptomonedas en la declaración de la renta?

Actualmente, las criptomonedas son un bien inmaterial que se utiliza como medio de pago y que además tiene un valor que puede ser creciente o decreciente. Puede producir ganancias o pérdidas patrimoniales, al igual que cuando tenemos una vivienda, un solar o cualquier bien que no se deprecie con el tiempo, como una obra de arte o un lingote de oro. De la misma manera, cuando se vende una criptomoneda debemos declarar la ganancia o pérdida patrimonial de ese producto.


Si desea realizar la renta con nosotros, puede solicitar cita pinchando aquí .


El coste de la declaración de la renta es de 30 euros, en el caso de renta individual y de 50 euros en el caso de 2 rentas o declaración conjunta.





1 vista0 comentarios